sábado, 13 de diciembre de 2014

La España amordazada

Esta semana los españoles hemos acabados amordazados. El Partido Popular utilizando su rodillo parlamentario ha aprobado en solitario la reforma de la Ley de Seguridad Ciudadana, que va encaminada a acallar por el miedo las posibles protestas por sus políticas antisociales.

Al Partido Popular le produce alergia el significado de la palabra democracia y todo lo que huela a participación democrática. Para ellos la participación democrática se reduce a que los ciudadanos votemos una vez cada cuatro años y después dejemos en manos de los elegidos el desarrollo del juego político aunque este sea en base de una permanente mentira.

No conciben que los ciudadanos podamos expresar nuestro rechazo a sus actuaciones políticas, si creemos que con ellas solo se favorecen a una minoría de la sociedad. Precisamente a esa minoría que es la responsable de la crisis económica que continuamos sufriendo. No conciben que los ciudadanos de a pie no nos resignemos a que se nos culpabilidad de una crisis económica que no hemos creado y no conciben que nos rebelemos contra sus recortes, que solo han repercutido sobre las espaldas de los mas desfavorecidos, y que tan solo nos ha traído miseria, paro, pobreza y mayor desigualdad social.

Disputados de IU protestan contra la ley mordaza
Y como no conciben eso, el siguiente paso es meternos el miedo en el cuerpo para que no nos movilicemos contra sus políticas de recortes. Es lo que han materializado esta semana en el Congreso de los Diputados, con el rechazo de toda la oposición. Nos quieren pobres, desiguales y con una economía que en muchos casos no llega ni a la subsistencia. Quieren que esta España nuestra sea una España dual, donde solo los ricos puedan disponer de servicios de calidad y los demás tengamos que conformarnos con unos servicios públicos de beneficencia. Han convertido este país una España de trabajadores por debajo del nivel de la pobreza y aún así no están conformes porque nos quieren ademas sumisos. Aunque sea por la razón del miedo. Han transformado España en una sociedad dual y ahora quieren convertirla, además, en un estado policial.

Por eso con la nueva Ley de Seguridad Ciudadana pretenden limitar los derechos de manifestación y reunión. Convertir en delito lo que hasta ahora ha sido un derecho. Anular las protestas por la vía del miedo. El miedo a detenciones abusivas y arbitrarias, el miedo a las desorbitadas multas administrativas que puede suponer la aplicación de la nueva ley. Donde los tribunales no veían delito y sobreseían las denuncias de la policía, ahora se elimina la intervención judicial previa y se resuelve, sin garantías jurídicas, por medio de la vía administrativa. Si socialmente hemos retrocedido varias décadas, con esta nueva versión de la Ley no trasladamos al franquismo, a los Tribunales de Orden Publico franquistas. 

Cada día se hace más necesaria la convergencia política para echar del poder y la política a esta mafia fasciosa que nos gobierna. El cuatrienio negro del Partido Popular tienen que acabar, es mucho el daño que han hecho al país y a los ciudadanos de a pie. Por la salud de este país y de sus  ciudadanos es necesario borrar de un plumazo las políticas antisociales de este bienio negro, la derogación de todas sus leyes debe ser el objetivo común de la gente progresista.

Salud, República y Socialismo.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails