jueves, 4 de octubre de 2012

La justicia ha hecho justicia

El juez Pedraz les ha aguado el día al Partido Popular y a la policía. Ya se han quedado sin argumentos para justificar  la represión de las ideas y el derecho a protestar. Aunque estoy convencido de que seguirán haciéndolo.

El magistrado de la Audiencia Nacional les ha desmontado uno a uno todos los argumentos por lo que el P.P. y la policía pretendían criminalizar las protestas del 25S. El párrafo que con mas contundencia desmonta toda la conspiranoya  sobre la comisión de un delito de atentado contra las altas instituciones del estado, es este:

sentencia25s “Y, desde luego, el hecho de convocar bajo los lemas de rodear, permanecer de forma indefinida …, exigir un proceso de destitución y ruptura del régimen vigente, mediante la dimisión del Gobierno en pleno, disolución de las Cortes y de la Jefatura v del Estado, abolición de la actual Constitución e iniciar un proceso de constitución de un nuevo sistema de organización política, económica o social en modo alguno puede ser constitutivo de delito, ya no solo porque no existe tal delito en nuestra legislación penal, sino porque de existir atentaría claramente al derecho fundamental de libertad de expresión, pues hay que convenir que no cabe prohibir el elogio o la defensa de ideas o doctrinas, por más que éstas se alejen o incluso pongan en cuestión el marco constitucional, ni, menos aún, de prohibir la expresión de opiniones subjetivas sobre acontecimientos históricos o de actualidad, máxime ante la convenida decadencia de la denominada clase política. Es más, la propia Sra. Delegada del Gobierno tomó conocimiento, esto es no prohibió, de lo que pretendía la convocatoria, indicando además la forma de hacerlo”

Tal como muchos opinamos, el juez Pedraz ratifica la idea de que no es delito expresar y defender ideas contrarias incluso a nuestro marco constitucional siempre que se haga de manera pacifica. NI tampoco pretender modificar el actual marco legislativo y constitucional ni el pretender un cambio de gobierno o la disolución de las Cortes, con la única condición de estar al margen de la violencia.

Les ha fallado doblemente doblemente su teoría conspiranoica del golpe de estado. Primero pretendiendo meter miedo y coaccionando tanto a los promotores de la protesta como a los potenciales manifestantes y segundo pretendiendo que se culpabilizara la protesta por un supuesto delito de atentado contra las altas instituciones del estado, que el juez Pedraz ha desmontado.

Ahora los populares y algunos otros políticos “decadentes”, se agarran a la frase  “máxime ante la convenida decadencia de la denominada clase política” para descalificar la resolución del magistrado. Se apoyan en lo formal para descalificar la enjundia de la sentencia. La decadencia de una parte de la clase política es mas que evidente y esa clase política decadente es la que ahora   pretende responsabilizar al magistrado de las posibles agresiones que puedan sufrir los diputados. Antes era meter miedo y coaccionar y ahora acusar de agresores a todos aquellos que nos manifestamos contra la actual situación política y de la política.

Ellos son los que día a día hacen mas grande la fosa que separa a determinada clase política de la ciudadanía. Como siempre en lugar de reflexionar sobre el porqué de las protestas y las movilizaciones, echan balones fuera y culpabilizan de la situación al mensajero. Cierta clase política es cada día mas decadente porque en lugar de defender a los mas débiles de la sociedad, protege a los poderosos; porque en lugar de responder a las demandas de mayor democracia y participación política de la ciudadanía, se alejan de los ciudadanos y reprimen su legitimo derecho a exigir otras políticas y otra forma de hacer política y porque viven en un mundo aparte manteniendo unos derechos y privilegios que les niegan a los más desfavorecidos.

La sentencia del juez Pedraz es un triunfo de la ciudadanía frente a la intolerancia de unos gobernantes que no escuchan a sus representados y que pretenden llevar la sociedad del estado del bienestar a la sociedad feudal de la Edad Media. Esta sentencia, en definitiva, da alas a la continuación y reforzamiento de la lucha contra el despotismo de nuestros gobernantes y nos transforma de presuntos delincuentes a legales y legítimos ciudadanos que defendemos nuestros derechos manifestando nuestra protesta pacifica en las calles. Pero estoy convencido de que lejos de aprender la lección seguirán empeñados en reprimir violentamente nuestros deseos de cambio político.

Salud, República y Socialismo.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

la justicia ha hecho justicia solo cuando te gustan sus resoluciones

pena dijo...

La justicia ha hecho justicia cuando ha sido justa.

Antonio Rodriguez dijo...

Pena, los cobardes que se esconden detrás del anonimato no se merecen contestación.
Salvo los políticos decadentes y la policía represora todos los sectores de la sociadad, desde los msá progresistas hasta los más conservadores avalan el auto. Solo discrepan en la conveniencia o no de la frase sobre la decadencia de la política.
Salud, República y Socialismo

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails